¿Cómo debe ser la nutrición de mi perra durante el embarazo?

Las perras embarazadas y en periodo de lactancia tienen unas necesidades nutricionales muy específicas que veremos en este post. Por esta razón debemos prestar una especial atención y cuidado a nuestra perra durante este período de su vida.

  1. Normas básicas para su nutrición

– Se debe alimentar a la madre con un pienso especialmente formulado para este período de gestación como puede ser Vitaly Cachorro dentro de nuestra gama.

– El alimento debe tener un mínimo de 3500 kcal/kg de energía metabolizable y al menos un 22% de contenido en proteínas.

– Proporciona a la madre toda la comida que ella necesite a no ser que tenga tendencia a coger mucho peso.

– Si parece estar perdiendo peso, intenta humedecer la comida o cambiar a otro alimento con una mayor proporción de nutrientes.

– Siempre ten a disposición de la perra un cuenco lleno de agua fresca para cuando lo pueda necesitar.

  1. Ajustes durante el periodo de gestación

– El periodo de embarazo es de aproximadamente 9 semanas. Durante las primeras 6 o 7 semanas la cantidad de alimento debe ser sólo un poco mayor que de normal.

– Entre las semanas 6 y 7, el peso de la madre aumentará por lo que se debe poner un 25% más de comida aproximadamente.

– En la semana 9 su apetito probablemente decaerá, lo cual es una señal de que los cachorros nacerán el siguiente día o muy pronto. Debes estar atento a cualquier comportamiento anómalo durante estos días previos.

  1. Período de lactancia

– Una vez hayan nacido los cachorros, la alimentación de la madre debe aumentar bastante durante los siguientes 20 o 30 días ya que los cachorros crecen y se alimentan más de la leche de la madre.

Después del primer mes, la madre comerá aproximadamente de 2 a 4 veces la cantidad de comida que comía antes del embarazo.

– Proporciónale todo el alimento que desee y humedece la comida para animarla a comer.

– En la tercera o cuarta semana los cachorros probablemente empezarán a mordisquear el plato de comida de la madre, por lo que es un buen momento para que cambien a alimento sólido.

  1. Destete de los cachorros

Entre 6 y 8 semanas los cachorros son normalmente destetados. Aquí te mostramos algunos pasos para hacer que esta transición sea lo más fácil posible para la madre:

– El día de dar de mamar, no le des a la madre nada de comida, solamente agua.

– El día siguiente, dale ¼ de la cantidad que comía antes del embarazo, el siguiente día ½ y el siguiente ¾.

– El 5º día debe volver a la normalidad con su dieta de siempre, aunque es recomendable aumentarle algo la cantidad si ha perdido peso durante el embarazo para que vuelva a su peso normal.

  1. Cambio de alimento

Tras terminar el período de lactancia, debes volver a cambiar el alimento de la madre. Cuando hagas esto, debes hacerlo gradualmente haciendo una transición de 7 a 10 días.